El curso consiste en diseñar una clase basada en un ciclo didáctico para la enseñanza de la química, específicamente reacciones químicas cotidianas. La finalidad es que a medida que van aprendiendo ellos puedan realizar experimentos sencillos en el hogar y aplicando sus conocimientos y generando nuevos a partir de la experiencia.