El primer fundamento se puede describir como la vida
providente, que significa vivir con regocijo dentro de
lo que nuestros ingresos permitan, preparándonos
para las vicisitudes de la vida para estar listos para
las emergencias.


La vida providente significa no codiciar las cosas
de este mundo y utilizar los recursos de la tierra en
forma prudente sin derrochar aún en las épocas de
abundancia. Significa evitar las deudas excesivas y
estar satisfechos con lo que tengamos.
En esta época muchos creen que deben poseer todo
lo que los demás poseen, ahora mismo. Incapaces de
demorar el placer, se endeudan para comprar lo que
no está a su alcance.
cuando nos endeudamos de forma voluntaria. Obligamos nuestro tiempo,
energía y medios para pagar lo que nos han prestado,
recursos que podríamos haber utilizado para ayu­
darnos a nosotros mismos, a nuestra familia y a los
demás.
Conforme las deudas van minando nuestra liber­tad, la creciente desesperanza nos debilita físicamente,
nos deprime mentalmente y nos agobia espiritual­
mente. Afecta el concepto que tenemos de nosotros
mismos, así como nuestra relación con el cónyuge y
los hijos, con los amigos y vecinos y en última instan­
cia con el Señor.
Es importante comprender que la autosuficiencia es un medio para lograr un fin.

Hacer presupuestos

Prepararse para el futuro significa crear un presu­puesto y un plan de ahorro de los ingresos. El hacer y llevar con esmero el presupuesto personal o familiar puede ayudarnos a reconocer y controlar la diferencia
entre los deseos y las necesidades. El repasar ese pre­supuesto con la  familia permitirá que los hijos aprendan y practiquen hábitos prudentes al gastar y que participen en la planificación y el ahorro para elfuturo.
La educación académica
Prepararse para el futuro también significa obte­ner instrucción académica o formación profesional y hallar un empleo remunerado. Si al momento tienen
trabajo, hagan todo lo que puedan por ser un ele­mento valioso y esencial de la organización.

“La autosuficiencia significa utilizar todos los recursos que dios nos ha entregado para velar por nosotros mismos y por nuestra familia, y para hallar soluciones a nuestros problemas” ?5. Todos tenemos la responsabili­
dad de tratar de evitar problemas antes de que sucedan
y de aprender a superar los retos cuando ocurran.

¿Cómo llegamos a ser autosuficientes?
Lo logra­mos al obtener suficiente conocimiento, educación y alfabetismo; al administrar el dinero y los recursos en forma prudente, al ser fuertes espiritualmente, al prepararnos para las emergencias y las eventualidades
y al tener salud física, bienestar social y emocional.
Última modificación: Thursday, 7 de June de 2018, 07:40