Secreto de aplicación

Pon una pequeña cantidad de corrector en la yema de los dedos y presiona con pequeños toquecitos sobre la zona a disimular. Te recomendamos que utilices siempre el dedo índice porque es el más suave.

Si quieres cubrir imperfecciones localizadas es mejor que utilices un pincel fino y un corrector de gran poder cubriente. Los correctores fluidos automáticos vienen ya con pincel y son comodísimos, pero no sirven para camuflar grandes manchas, sólo para ojeras y pequeños defectos de tono.

Para grandes manchas te irán mucho mejor los correctores clásicos. Empieza poniendo un poco de producto en el centro de la mancha y extiende hacia fuera y hacia arriba, difuminando al máximo para que después pase completamente desapercibido.

Además, si quieres darte maquillaje de base después, puedes mezclarlo con una capa general de maquillaje de fondo para obtener un resultado uniforme por todo el rostro. El tono del maquillaje de fondo es muy importante para que tu corrector funcione. Elige siempre una base de maquillaje exacta al color de tu piel: puedes medirlo a nivel del tono de tus mejillas. No pruebes el maquillaje sobre las manos, ya que siempre son más oscuras que la cara.

Última modificación: Thursday, 7 de June de 2018, 07:40