4º error: Dejar marca en el cuello



A veces levantas la barbilla y te das cuenta de que hay una línea de demarcación a lo largo de la mandíbula; este descuido puede echar por tierra todos tus esfuerzos… La diferencia de color entre la cara y el cuello puede tener dos causas: no haber escogido una base del mismo tono que la piel o no difuminar lo suficiente.

Para evitar rayas y este tipo de demarcaciones es necesario difuminar perfectamente con una esponja, prestando especial atención a determinadas zonas: nacimiento del pelo, debajo y alrededor de la nariz, orejas y mandíbula. Recuerda que no debes maquillarte el cuello, pero puedes pasar por él la esponja o los dedos con lo que queda de producto.
Última modificación: Thursday, 7 de June de 2018, 07:40