Las rocas en el acuario- Funciones

Rocas

Las rocas son un elemento indispensable en todo acuario. Puede parecer que no son más que una opción estética, pero son básicas para el bienestar de sus habitantes. De hecho, algunos de ellos morirían si no se introdujeran rocas en el hábitat artificial. La razón es obvia: en los ríos, mar y océanos están presentes las rocas y son necesarias para realizar determinada funciones. Por ello, hay que conocer bien cuáles son los tipos que más convendrán a nuestro acuario antes de introducirlas en él.

Sus funciones.- Uno de los cometidos de las rocas es la de hacer más estética la pecera en cuestión. Sus formas regulares o geométricas, de colores llamativos y una disposición vistosa y al mismo tiempo natural, harán del acuario un espacio hermosos y armónico.

Pero la función más importante es la de dar seguridad a los peces. Cualquiera se sentirá seguro y descansará mejor en un espacio en el que se pueda ocultar de manera natural ante cualquier ruido o movimiento externo. Si no incluímos rocas, es muy posible que con el tiempo los peces padezcan de estrés e, indudablemente, esto empeorará su calidad de vida y acortará su existencia.

El apareamiento y la reproducción también suele requerir la existencia de rocas, principalmente a la hora de fijar los huevos. En este caso es necesario utilizar un acuario específico de cría ya que, de lo contrario, el resto de peces se comerían los huevos.

En caso de tener tortugas en el acuario, las rocas deben tener la función esencial de servir de plataformas en las que éstas se pueden apoyar para respirar. De lo contrario, deben subir constantemente a la superficie, lo cual les produce el temido estrés.

En general podemos decir que las rocas son necesarias para que los peces puedan desarrollar todas sus actividades vitales, evitando así de algún modo los problemas que les puede acarrear el cautiverio.

Última modificación: Thursday, 7 de June de 2018, 07:40