Un caballito de mar en tu acuario - Alimentación


Los caballitos de mar no son muy exigentes en cuanto al agua, pero es necesario mantenerla limpia y oxigenada. Sin embargo, hay que evitar aparatos de aireación porque producen bolas de oxígeno que los caballitos de mar tragan, confundiendo con alimento, y que les hace flotar en la superficie hasta morir.

Necesitan que el acuario esté plantado de algas, tallos vegetales o corales petrificados que les permitan enroscarse en ellos y vigilar el entorno para cazar. Y es que los hipocampos son lentos cazadores al acecho que requieren alimento vivo, que se mueva, para atraer su atención. Además, tardan un tiempo en devorar su presa; esta es la razón por la cual no es aconsejable juntarlos con otros peces más vivaces e inquietos, ya que se comen su comida.

Alimentación y reproducción.- La comida ideal para los caballitos de mar son alevines vivíparos vivos (guppys, platys, xiphos, molly y gambusias), pero proporcionales esta dieta a diario es caro y complicado. La artemia viva es una buena alternativa.

Se puede intentar acostumbrarlos al alimento fresco dándoles daphinia congelada, mysis y cyclops con pinzas o bien dejándolos en una corriente para que se agiten. Aunque esto no significa que podemos dejar de darles alevines.

Si los cuidamos bien se reproducirán con cierta facilidad. La época de apareamiento es la primavera y los meses de verano. La pareja realiza una danza de cortejo, entrelazando la cola. En esta posición, la hembra traspasa de su cloaca sus huevos a la bolsa ventral de los machos, que está recubierta de un suave tejido y dispuesta en compartimentos, para mantener cada huevo separado.

El nacimiento de los jóvenes caballitos de mar parece ser agotador para el padre. Los primero días entrarán y saldrán de la bolsa según haya peligro o no en el exterior.

Última modificación: Thursday, 7 de June de 2018, 07:40