MANIPULACIONES BÁSICAS

Aún habiendo muchos tipos de manipulaciones, reduciremos a 4 las que nosotros utilizaremos por ser de las más sencillas e inocuas (el resto las dejaremos SOLAMENTE PARA ESPECIALISTAS).

Estas son, y por orden de aplicación:

ROZAMIENTO: Son movimientos superficiales, amplios, poco consistentes que cubren grandes zonas del cuerpo.

Se efectúan con toda la superficie de la mano, con los dedos juntos a un ritmo regular sin paradas bruscas y presión uniforme. Nunca debemos perder el contacto con el "paciente".

Puede servirnos como primer contacto y como método para repartir el aceite o la crema por el cuerpo o zona a manipular.

PRESIÓN CON DESLIZAMIENTO: Es un movimiento similar al ROZAMIENTO, pero ahora la presión, aún siendo uniforme, es más fuerte y empuja la piel. Debemos ver como delante de los dedos "llevamos" el pliegue de la piel.

Es un movimiento básico para la relajación muscular.

La velocidad es muy lenta

Realizamos el movimiento de "ida" SIEMPRE EN DIRECCIÓN AL CORAZÓN (en el sentido de la circulación sanguínea de retorno), y el de "vuelta", sin dejar de tener contacto con la piel, lo realizaremos con ROZAMIENTO con un ligero estiramiento para, a continuación, volver a comenzar.

AMASAMIENTO: Se trata de una de las manipulaciones más específicas de las que vamos a ver. Consiste en coger el músculo con toda la mano y amasar con movimientos alternativos de las dos manos.

Se debe usar toda la mano. Se agarra y aprieta una pequeña zona soltando el músculo con una mano mientras la otra empieza a coger más. No separar demasiado las manos del cuerpo y pasar gradualmente de una mano a la otra como si se estuviese amasando pasta.

Se emplea sobre todo sobre grandes músculos (trapecio, dorsales, cuádriceps, isquiotibiales, gemelos, etc.).

AMASAMIENTO CON LOS DEDOS: es un movimiento similar al anterior pero se utiliza en músculos más pequeños o zonas más localizadas de un gran músculo. Es el mismo movimiento pero ahora utilizamos los dedos en vez de toda la mano.

PERCUSIONES: Son movimientos más estimulantes que relajantes que consisten en distintos tipos de presiones rítmicas y enérgicas realizadas repetidamente. Los golpes pueden realizarse con el canto de la mano, con la mano ahuecada y con el puño cerrado.

El objetivo de la percusión es el de estimular zonas de tejido blando como los músculos de los muslos y las nalgas, tonificando la piel y favoreciendo la circulación.
Última modificación: Thursday, 7 de June de 2018, 07:40