EL TRABAJO DE LA ALTA COSTURA

En lo que respecta ya a la creación de los trajes de alta costura todo el proceso puede llevar cientos de horas de trabajo y con un precio igualmente cuantioso. El proceso empieza con el boceto del diseñador, seguido por un modelo tamaño natural en muselina de algodón, para hacer todos los ajustes y modificaciones antes de cortar las finas y costosísimas telas usadas para el vestido. A partir de allí la clienta es citada a varias pruebas donde están presentes tanto el diseñador como su costurera principal para que el vestido le quede impecable. Las primeras pruebas se realizan solo con el forro y luego siguen pruebas ya con el vestido completo.

Trabajo-Alta-Costura

Generalmente los ateliers de Alta Costura tienen dos divisiones: la flou, dedicada a los vestidos y la tailleur, dedicada a la sastrería. Los vestidos o trajes de alta costura son cosidos a mano y terminados perfectamente de manera que el vestido se vea tan hermoso tanto del derecho como del revés. A diferencia del Prét a Porter, cada detalle, bordado o embellecimiento es hecho a mano. Muchos de los vestidos llevan intricados bordados compuestos por miles de lentejuelas, perlas y hasta plumas o pieles, elaborados con gran cuidado y hermosura. El legendario diseñador Christian Dior una vez se refirió a sus talentosas modistas que materializaban sus diseños, diciendo que éstas tenían “doights de fées” o dedos de hadas.

Última modificación: Thursday, 7 de June de 2018, 07:39