11. LA NIÑA QUE SE ENCANTÓ EN ALEPÚE

Un día, cuando el campo estaba cubierto de neblina del mar, hace mucho tiempo atrás, dicen que dos hermanitos: una niña y un niño salieron a buscar las ovejas que la habían dejado en la quebrada. Pero lo primero que hicieron fue buscar chupones, cuando se dieron cuenta que ya era tarde y que empezaba a caer una neblina el niño dijo a su hermanita que era menor que él. Tú te vas a quedar aquí comiendo chupones, de vuelta te paso a buscar. Entonces el niño subió más arriba de la montaña donde estaban las ovejas. Cuando venía de vuelta con las ovejas, pasó en busca de su hermanita pero sucedió que ella no estaba en el lugar donde la había dejado, lugar donde no se veía casi nada con la neblina. Pensando en que su hermana no le había hecho caso y se había dirigido hacia otro lado comenzó a llamarla y ésta nada que contestaba. Entonces, muy asustado bajó corriendo a su casa preguntando acaso había llegado su hermanita a la casa. No, no ha llegado acá le respondió su padre y todos rápidamente se aprestaron en busca de la niña, pero no la encontraron por ningún lado. Pasaban los días y la niña nada que aparecía. En vista de lo sucedido sus padres decidieron ir donde una machi para saber que había sucedido con su niña. La machi les dijo: Ese día que su niña anduvo en la montaña había mucha neblina y ahí la tomó un dueño de aquella montaña. La niña se había encantado.



12. EL CHINGUE Y UN HOMBRE EN LA PAMPA ARGENTINA.

Un hombre llamado Ernesto cuando anduvo trabajando por las tierras de Argentina, un día se dirigió a las pampas en busca de huevos de Avestruz. Muy luego ya había encontrado huevos que los echó a un saco y montado en su caballo siguió buscando más huevos. Pero cuando avanzaba lo más tranquilo, de repente se le apareció un chingue y al verlo se asustó mucho y pensó que lo iba a orinar.
Sucedió que este chingue hacía como que iba a subir al anca del caballo y luego hacia fuerza como que iba a vomitar, varias veces repitió lo mismo hasta que colmó al hombre y este con un palo le dio por la cabeza caía al suelo pero luego se paraba. Finalmente el hombre se fue pensando que había vencido al chingue.
Después de un largo tiempo volvió nuevamente a sus tierras y le contó a su madre lo que le había sucedido con el chingue. Al escuchar esto, la madre quedó pensando y le dijo: “el chingue te había hecho una apuesta, y si tú le hubieses pedido lo que tú quisieses, te lo hubiera dado"



13. EL MATRIMONIO

Cuentan que una vez estaba trabajando una pareja de casados trabajando en la loma, se les hizo tarde ,soltaron sus bueyes y regresaron a casa.
Dicen que al lado se encontraba otro matrimonio , que estaban mirando donde dejaban sus herramientas (cabresto, coyunda, yugo, bueyes). Al amanecer de madrugada regresó el matrimonio a trabajar y no encontraron sus cosas le habían robado todo.
Entonces la señora dijo: mañana venimos otra ves a trabajar viejito, nos cansamos, estamos agotados acaso no vamos a comer dijo; mañana después de la comida vamos a venir.
Fueron nuevamente bien temprano a amarrar sus bueyes, no encontraron nada otra vez, regresan a su casa sin trabajar y sin nada.
Dicen que cuando venían de regreso se encontraron con un hombre, este hombre les pregunta ¿Dónde anduvieron ustedes?, estábamos trabajando, arando, dejamos los bueyes y las cosas ahí y nos robaron todo dijeron los viejitos. El hombre les respondió:  El que robó dicen que vive ahí mismo a la orilla donde trabajan ustedes; y les dijo ¿cuánto me pagan?, yo mañana temprano les llevo a los ladrones. Le pagamos un saco de avena si nos lleva a los ladrones.
Este cuido toda la noche a los ladrones, casi a la entrada de la puerta les fue a hacer guardia, al amanecer se levanto el hombre y vio un tremendo animal en su casa y dijo ¿cómo llego este tremendo animal?, Viejita nosotros ayer robamos coyunda, lazo, con eso amarraremos a este animal, querían comerse la mula que había llegado a la puerta de su casa, una vez amarrada la mula ellos se amarraron también para poder afirmarla.
De repente la mula pego un brinco, ellos se dijeron somos dos vamos a ganar, pero la mula se llevaba a los dos, afirma fuerte se decían, en parte caminaban y en parte se caían, pero no podían sostener a la mula. El hombre decía a su viejita fuerza, fuerza...........párate.
El hombre dueño de los bueyes, cabresto, lazo estaba esperando, luego de un rato llegó el hombre llevando a los que habían robado y le dijo, estos son los que te habían robado tus bueyes y demás cosa con las que tú trabajas, éste lleno de ira arremetió contra los ladrones castigándolos duramente, quedando estos muy golpeados.
Ahora debes pagarme dijo el hombre pues yo cumplí con mi trabajo, el hombre muy agradecido por haber recuperado sus perdidas le pago su saco de avena y el hombre se alejó muy conforme.



14. LOS DOS PRIMOS

El zorro y el jote eran primos y se encontraron un día en el campo. El jote le dice al zorro vamos al cielo hay una gran reunión de hermanos. Y el zorro dijo “¿Cómo podría ir yo?, No tengo alas”. Y el jote le dijo “yo te llevare en mi espalda hermano”, el zorro dijo “sí fuese así yo iría”.
El jote le dice” Sí hermano de verdad te llevo” y de esa manera se fueron, el zorro en la espalda de su primo asta que llegó al cielo, ahí se encontraron con diferentes animales, de diferentes partes de la tierra. Cuando llegaron se les hizo un gran recibimiento de parte de la dueña de casa, también le dieron de beber y se curaron un poco, enseguida le dijeron: Tienes que cantarle a la dueña de casa, contó el jote y en su canción decía kod-kod-kod. El zorro se burlo del jote diciendo “hermano tú no sabes cantar yo si se cantar, soy un hombre sabio”, nguang-nguang-nguang decía su canción. El jote se entristeció dijo “Lo voy a dejar solo está borracho, él no se dará cuenta cuando yo me baya. El jote llegó a la tierra.
El zorro despertó ala amanecer y pregunta a la dueña de casa “Dónde está mi hermano señora”, la señora le dice se fue el jote.
Hace quince días que estoy acá en el wenu mapu dijo el zorro, entonces hace un cordel largo y lo deja amarrado a un árbol grande, de esa manera él baja colgando, pero el cordel se corta y cae muy fuerte, y así viene a morir a la tierra.
A los tres días después, pasaron dos machi, se dijeron este por quería de hombre esta muerto hagámosle vivir se dijeron, y su canto decía: Triw-triw-traw, un día muerto, Triwtriw dos días muerto, le haremos vivir otra vez, traw-traw entonces le soplaron el ano así vivirá este zorro malo triw-triw-traw-traw; entonces así vivió y se pudo mover el zorro y dijo me pueden hacer otro machitun señora y le pago mi manta ploma que tengo. Las dos machi le dijeron “sí de verdad pagas tu manta te vamos a hacer un machitun”, y el zorro les dijo les voy a pagar nomás mi manta entonces le hicieron el machitun y el zorro dijo “quiero correr un poquito señora”, ahí mismo que se escapo y no pago su manta ploma. Entonces se enojaron mucho las dos machi y dijeron ellas: ” Zorro malo vas a morir en cualquier parte zorro malo”, mientras el zorro corría, cae al río ahí se ahogo y murió. Lo dicho por la machi fue verdad y así fue su mala suerte del zorro malo y mentiroso.
Aquí termina este cuento.
Última modificación: Thursday, 7 de June de 2018, 07:40