PSICOLOGIA DE UN TERREMOTO

Las catástrofes naturales y sus efectos en la vida  emocional

Un terremoto o un tsunami duran apenas minutos y producen cuantiosos daños materiales. Pero, además, afectan duramente la vida emocional y psicológica de niños y adultos.   

Cuando las alertas informativas inundan las pantallas de las principales cadenas televisivas del mundo, un hecho de alto impacto está colapsando algún lugar del planeta. El tsunami de Asia en 2004, el terremoto de Haití y el de Chile en 2010 son claros ejemplos de catástrofes mediáticas. ¿Pero qué sucede cuando las réplicas cesan, el tiempo transcurre y los medios dejan de transmitir en vivo?

Sin duda, las secuelas de la catástrofe siguen impactando en la gente. Y comienzan a sentirse las réplicas psicológicas del terremoto, las que no registran los sismógrafos, pero que presentes en muchas personas estremecen la mente y reviven la tragedia.

TRASTORNO DE ESTRES POSTRAUMATICO

El trastorno de estrés postraumático se manifiesta cuando la persona afectada revive con persistencia las sensaciones del evento ocurrido, en los casos descriptos, un tsunami o terremoto.

Es un trastorno que se detecta al observarse que el individuo incrementa su estado de vigilia y desinterés, modificando fuertemente su conducta. Pesadillas, hipervigilancia, irritabilidad, agresividad y aislamiento social son los primeros síntomas que pueden derivar en ataques de pánico, depresiones y conductas extremas si no reciben el tratamiento adecuado.

Por otra parte, los individuos afectados suelen manifestar también un conjunto de síntomas físicos como mareos, náuseas, palpitaciones, dolor de cabeza y desmayos, entre otros.

EL SHOCK EMOCIONAL

Tras el terremoto que afectó a Haití y República Dominicana, las autoridades afirmaron que muchas personas quedaron emocionalmente afectadas y presentan actualmente trastornos del sueño y de ansiedad.
Tristeza, dolor, desconsuelo, ira, rabia, resentimiento y bloqueo emocional, acompañan las pérdidas materiales y humanas que experimenta una persona durante una catástrofe. Son sensaciones que constituyen el daño psicológico y persistente, más allá de las muertes, que ocasiona un terremoto o cataclismo.

El shock emocional dependerá de la forma de vida, historia y cultura de cada pueblo y de la asistencia y solvencia con las que enfrenten el problema las autoridades gubernamentales. Cada error y cada imponderable pueden generar nuevas situaciones conflictivas como por ejemplo saqueos, enfrentamientos y actos de violencia.

Este tipo de problemáticas se presentan cuando la ayuda humanitaria, por determinadas causas, no logra coordinar la llegada del abastecimiento de agua potable, alimentos y atención médica, a la población necesitada.

El copyright del artículo Psicología de un terremoto, publicado en Colectivos Sociedad pertenece a Pablo Lisandro Prieto.
Última modificación: Thursday, 7 de June de 2018, 07:40