Los músculos esqueléticos permiten los movimientos voluntarios. Un músculo esquelético se une a los huesos que constituyen la articulación,  directamente o por medio de un tendón o una banda fibrosa llamada fascia.
Los huesos se mueven sólo cuando los músculos se contraen o se acortan en la articulación. El tamaño de un músculo depende de la función que desempeña. Cuando se requiere destreza, como en los dedos, los músculos suelen ser muy pequeños. Cuando se necesita fuerza, como en el muslo, los músculos son grandes.
Última modificación: Thursday, 7 de June de 2018, 07:40