China es, sin lugar a dudas, un sitio de ensueño para deleitar el paladar y sorprenderse con la enorme cantidad de sabores y los diversos platos.

El país tiene una gran extensión territorial y un enorme número de habitantes, por lo que los ingredientes y las diversas maneras de preparar un platillo varían en las distintas regiones, ya que existen diferentes estilos culinarios en los cuales se basan.

Hay cuatro escuelas primordiales de gastronomía en China. Por un lado, la Cocina del Norte se diferencia por la selección de sus ingredientes, que son absolutamente exquisitos y, generalmente, sus platillos son muy condimentados, especialmente con sal. El platillo más tradicional de esta escuela gastronómica es el pato lacado.

La Cocina del Sur, por otro lado, se destaca entre otras cosas, porque muchos de los platos que se elaboran llevan carne de serpiente. Además de esto, utiliza variados condimentos como aceite de ostra y salsas de pescado. Los ingredientes son muy variados, se destacan las carnes (tanto de cerdo como de vaca), los pescados, verduras, y setas.

La Cocina del Este se caracteriza por sus platos con pescado y crustáceos y el sabor dulce que éstos presentan. Se destacan los maricos, las sopas y diversos bocadillos como la bola huevo de paloma.

La Cocina del Oeste, por último, se destaca principalmente por el sabor picante de sus comidas. Utiliza condimentos como el ajo, cilantro, pimiento e hinojo. Se considera como una de las escuelas gastronómicas que realizan comidas más sabrosas, entre las cuales se destacan la carpa guisada, pata de oso, requesón de hojas y el famoso plato de queso de sojas con pimientos y pimienta.

Última modificación: Thursday, 7 de June de 2018, 07:39